COMUNICAR PARA EDUCAR

La educación debe llevarnos a nuestra realización integral como seres humanos, conducirnos a que seamos mejores, debe hacernos pensantes, participativos,  responsables y creativos. Debe ir más allá de que aprendamos cosas, debe guiarnos a que razonemos y hagamos preguntas sobre lo que nos rodea.

Por eso es importante esa alianza con la comunicación, pues ella le dará los recursos necesarios para que exista una genuina relación entre educadores  y educados. Además permitirá que se establezca una relación afable y sensible entre ambos.

El simple hecho de valorar el esfuerzo y el progreso, el otorgar una mirada de apoyo o una palabra afectuosa, pueden llegar a ser elementos claves cuando queremos comunicar para educar, ya sea en el hogar o en los centros educativos.

El clima que se crea es determinante en un proceso de enseñanza y aprendizaje. Un ambiente de respeto mutuo y lleno de afecto ayuda a facilitar la educación y la comunicación. Por eso los educadores deben irradiar inteligencia, amor, calidez y preparación.

Todos somos diferentes y son precisamente las diferentes experiencias de aprendizaje las que iremos asimilando de forma distinta, lo importante es ser guiados a descubrir el mundo que nos rodea, creando interés y expectativa, usando los mejores métodos.

Una diversidad de actividades previamente planificadas minimizará los estorbos que suelen presentarse, pero sobre todo la integridad y la genuina motivación de quien enseña influirá definitivamente en quienes aprenden.

Los principios pedagógicos planteados por  el  pedagogo Leroy Ford son bastante útiles a la hora de usar buenos recursos comunicativos para educar y pueden ser utilizados tanto en el hogar como en otros ambientes educativos, adecuándolos a las diversas edades:

  1. El principio de la respuesta activa. Aprendemos más cuando respondemos activamente (completando ideas, bosquejando, analizando, diciendo con nuestras propias palabras, discutiendo, tomando notas, etc.)
  2. El principio de la variedad en las actividades. Aprendemos más cuando nos presentan conceptos de muchas y variadas formas, sin asumir que la sola presentación de una idea asegura el aprendizaje.
  3. El principio del aprendizaje multisensorial. Cuando usamos más de un sentido en nuestras experiencias de aprendizaje (haciendo uso de gráficas, ayudas visuales, data show, tocando objetos, escuchando relatos, degustando sabores, etc.
  4. El principio de la repetición. Cuando repetimos lo aprendido de diversas formas (dibujando, volviendo a tratar el tema en otra forma, viendo gráficas, etc.)
  5. El principio del refuerzo. Cuando encontramos estímulos para aprender. Estos estímulos deben ser sobre todo internos o intrínsecos no sólo premios o puntos.
  6. El principio de la progresión de lo conocido a lo desconocido. Aprendemos mejor cuando nuestro aprendizaje es progresivo, parte de lo sencillo y progresa paulatinamente.
  7. El principio de la organización. Aprendemos mejor cuando la buena organización (el arreglo) caracteriza tanto los materiales de enseñanza como los métodos.
  8. El principio de la prueba. Aprendemos mejor cuando nos enseñan como si nos prepararan para dar un mensaje.
  9. El principio del ambiente. Aprendemos mejor cuando el ambiente es más bien informal y cuando se sienten en libertad de participar.
Anuncios

One response to this post.

  1. […] para educar https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/07/08/comunicar-para-educar/ 0.000000 0.000000 Share this:TwitterFacebookMásMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: