CONTRÓLATE Y COMUNÍCATE MEJOR

Se puede lograr éxito en la comunicación con los demás en la medida en que enfocamos nuestra personalidad de  forma positiva ¿cómo hacerlo?

 Una hermosa frase dice “cosechamos de lo que se siembra, no de lo que se guarda en el granero” y así es realmente, cuánto podemos cosechar si nos enfocamos más en dar que en recibir.

Aprender a dominar esos impulsos que pretenden entronizar a nuestro «Yo» permitirá que seamos más amables, pues ya no buscaremos imponer nuestra voluntad  fervientemente, sino que pensaremos más en nuestro prójimo.

Por eso es necesario que deseemos superarnos constantemente como personas y que despojemos de nosotros la tentación de comportarnos como intransigentes.

¿Y cuando somos intransigentes? al creer que somos poseedores absolutos de la verdad y que debemos enfrentarnos a todo el resto de personas que andan equivocadas.

Algunos consejos prácticos para poder controlarnos y comunicarnos mejor son:

  •  Aprende a escuchar, pues con ello te entrenas a entender al otro y a pensar menos en ti.
  •  Analiza qué malas costumbres están fomentando una falta de control de tu persona (por ejemplo: comer cuando quieres y lo que quieres, dormir hasta tarde, hablar demasiado, etc.)
  •  Aprende a privarte de algún gusto o comodidad en beneficio de alguien (cede el asiento a alguien en el bus, abstente de un antojo y ofrécelo a un pobre, etc.)
  •  No busque ser el centro de atención en todo lugar, hablando de ti mismo y de tus logros, o usando ropa extravagante.
  •  Esfuérzate por mantenerte sereno en todas tus conversaciones, pasando por alto las fricciones cotidianas.
  • Aprender a estar pendiente de las necesidades de los demás y de servir  y atender a quienes lo necesiten.
  •  Nunca te ocupes de difamar a otros o de observar sus defectos, busca más bien ser discreto y evita las murmuraciones.
  •  Aprovecha tu tiempo de forma positiva, desarrollando buenos hábitos de solidaridad. Dedica unos minutos diariamente a anotar las situaciones cotidianas que debes cambiar.
  •  Nunca te distingas por ser grosero, comer o beber sin medida, mostrar malos modales, o ser poco educado.
  •  Que la cordialidad y la delicadeza sean tus mejores adornos, así tus relaciones con los demás y tu comunicación tendrán un gran éxito.

 

 

 

Anuncios

3 responses to this post.

  1. […] hablar más de lo que debes, o que te hacen dar respuestas muy apresuradas. Una respuesta blanda y controlada puede apagar un […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: