OBSERVA Y OBSERVA PARA COMUNICARTE MEJOR

La manera en que observamos, evaluamos, interpretamos y juzgamos a los demás es muy importante dentro de la comunicación, si aprendes a ser un buen observador será mucho más fácil ser un buen comunicador.

 “Casimiro era famoso por su sagacidad. Él veía lo que se le pasaba por alto a los demás. Sabía de dónde era un viajero por el barro de sus botas. Sabía la verdad de una historia por los ojos de su narrador. Podía decir cuál era el tamaño de un ejército en marcha por la cantidad de aves volando desparramadas”*

Este fascinante relato describe perfectamente las cualidades de un observador: veía las actitudes, ponía atención a las pistas, tomaba nota de los detalles mínimos.

Los grandes observadores de la historia son los que más grandes aportes han dado a la humanidad. Observaron fenómenos físicos, químicos, comportamientos y una infinidad de cosas que dieron lugar a importantísimos descubrimientos.

Es sumamente importante desarrollar el arte de observar. Nuestras observaciones deben ser tanto a nosotros mismos, tratando de comprender por qué reaccionamos de determinada forma, y también a nuestro interlocutor.

La observación minuciosa nos permite entendernos mejor y entender al otro. Nos ayuda a leer por encima de las palabras, nos ayuda a relacionar actitudes, estados de ánimo, los valores que nos mueven y muchos detalles que pasamos por alto.

¿Cómo podemos potenciar nuestra capacidad de observación?

  • Reflexiona profundamente sobre tu forma de responder a los demás. Pregúntate ¿por qué reaccioné así? ¿Por qué usé estas palabras?, realiza una observación profunda de tus reacciones y traza un plan para superar tus puntos débiles.
  •  No busques ser el que más habla. Primero observa a tu interlocutor, no tanto en su aspecto externo, pero sí sus reacciones, gestos  y actitudes.
  •  La observación es amiga de la reflexión, así que busca siempre reflexionar sobre todo lo que observas para comprender con mayor claridad tanto a las circunstancias como a las personas.
  •  Los observadores tienen una actitud de aprendizaje ante la vida. Saben que podrán sacar lecciones importantes y beneficiosas sobre lo que atienden.
  •  Los buenos observadores son los que se despojan de prejuicios antes de observar. No se trata de “comprobar” hechos que suponíamos, pues se caería en el error de apuntar al otro sin derecho a que se defienda. La observación debe ser abierta y lo más objetiva posible.
  • Practica lo observación: observa a los animales, observa el crecimiento de las plantas, observa a los niños cuando juegan, observa, observa y observa y verás que podrás encontrar detalles que un simple vistazo no te permite entender.
  •  Ordena tus observaciones, ya sea mentalmente o por escrito y verás que habrás logrado formar un mejor criterio de las situaciones que luego te permitirán juzgar, opinar y hablar con mayor madurez.

*“La canción del Rey”, Max Lucado, Unilit, 1999

Anuncios

2 responses to this post.

  1. […] y observa para comunicarte mejor https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/10/17/observa-y-observa-para-comunicarte-mejor/ 0.000000 0.000000 Share this:TwitterFacebookMásMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: