CRECE PARA COMUNICARTE MEJOR

Un buen comunicador no es aquél que siempre está feliz, más bien es aquella persona equilibrada, que se conoce, que tiene valores, que sabe superar los momentos difíciles de la vida, es generosa y respeta sinceramente a los demás.

Uno de los factores que más cuesta a la hora de comunicarnos, es superar las situaciones difíciles que se presentan sin dañarnos y sin dañar a los demás. Es en esos momentos que la madurez que tengamos obrará para bien o para mal.

Todos quisiéramos desarrollarnos en lugares donde haya un ambiente agradable, que estimule nuestras buenas relaciones de comunicación. Crecer como personas nos permitirá generar esos espacios, ya sea en casa, en los estudios, o en el trabajo.

¿Cómo lograr ese crecimiento que nos permita comunicarnos con madurez?

Ocúpate de ordenar tu vida.

Muchas veces nos metemos en uno y mil cursos de superación personal, pero si nuestro corazón no está en orden lo demás será como poner maquillaje sobre una herida. Tu vida debe tener un objetivo; personalmente yo encontré el mío al entregar mi vida a Jesucristo para que la gobierne, la transforme, y le dé un verdadero sentido.

Aprende a conocerte.

No podrás entender a los demás si no puedes entenderte a ti. Dios te ha hecho único y particular, debes descubrir esas virtudes en ti y entregarle tus defectos para que te ayude a superarlos. En lo particular, la lectura de la Biblia me permite conocerme cada día más.

Aprende a escuchar.

Escuchar es totalmente importante para poder entender a los demás y lograr así una buena comunicación. Debes atender no sólo a las palabras, sino también a las otras formas de expresión humana.

Aprende a tener empatía.

Interésate en las necesidades de los demás y sé generoso con ellas.

Aprende a usar tu creatividad.

La creatividad no sólo se la manifiesta en el arte. Uno puede ser creativo en cada respuesta que otorgue, viendo siempre el lado bueno de las cosas.

Aprende a tener dominio propio.

Si diéramos rienda suelta a todo lo que pensamos, estaríamos envueltos en conflictos continuos. Es importante que aprendas a frenar esos impulsos que te hacen hablar más de lo que debes, o que te hacen dar respuestas muy apresuradas. Una respuesta blanda y controlada puede apagar un incendio.

Aprende a trabajar en equipo.

Dios nos ha hecho seres sociales, es decir que debemos aprender a usar nuestra individualidad para engranarla con la de los demás, y así lograr  vivir en armonía y comunicarnos con eficiencia.

 

Artículos relacionados:

Crea un buen clima para comunicarte https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/06/10/crea-un-buen-clima-para-comunicarte/

Comunicando comprensión https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/07/27/comunicando-comprension/

5 Mandamientos para una buena comunicación https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/12/02/una-buena-comunicacion-para-trabajar-en-equipo/

La última puntada https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/12/31/la-ultima-puntada/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: