CONSIDERA A LOS DEMÁS

Las relaciones sociales que establecemos con los demás son fundamentales en el desarrollo de nuestra comunicación. ¿Consideras realmente su presencia y su valor?

¿Saludas a todas aquellas personas que habitualmente se cruzan en tu camino?

El saludo es de buena educación. Reconocer la presencia de los niños, los porteros, los gerentes, los que manejan el ascensor, los compañeros y tu familia, es considerarlos. El hecho de que los veas muy frecuentemente no quiere decir que olvides tus buenos modales.

¿Eres un buen conversador?

Saber conversar es saber encontrar temas de interés común. Ten una actitud positiva cuando los demás hablan contigo, pórtate considerado. Atiende sus palabras, sus expresiones y sus mensajes. Aporta tú también con algunas ideas importantes.

¿Acostumbras a interrumpir?

Interrumpir no es ser considerado.

Supongamos que tu hijo está hablando sobre lo que le pasó en el colegio. Tú estás apurado para llegar a tu trabajo y debes dejarle antes algunas instrucciones. Lo mejor será que repitas con tus palabras lo último que dijo y  luego pases al tema de las instrucciones:

—“Así que Lucía no quiso levantar el lápiz; tal vez estaba muy distraída. Por cierto amor, ya debo irme a trabajar, por favor no olvides terminar tu tarea de matemáticas y hacer el dibujo para ciencias…”—

¿Sabes cómo incorporarte a una conversación?

Supongamos que algunos de tus compañeros están conversando y te gustaría participar de esa conversación; lo mejor es escucharlos primero durante algunos minutos.

Esperar el momento oportuno para intervenir es muy importante. Tal vez puedes responder una pregunta que se planteó o puedes hacer una breve acotación a la opinión que se dio.

¿Sabes mantener una actitud abierta?

Ser sinceros es muy importante en nuestras relaciones con los demás. Compartir tus ideas y sentimientos de forma discreta motivará a que otros también lo hagan. Además, la actitud abierta permite que todos estén dispuestos a colaborar y a ser considerados.

¿Animas a los demás con tu entusiasmo?

Mantener tu optimismo ayudará a los demás a mantener el suyo, aunque es cierto que no siempre se puede. Poner una buena actitud ante la vida misma te ayudará a contagiar tu entusiasmo a todos. Por el contrario, el mal humor se transmite rápido y normalmente da paso a mayores tensiones.

Artículos relacionados:

Comunicar es respetar https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/08/20/comunicar-es-respetar/

Anima y comunica https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/10/28/anima-y-comunica/

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by Arnold on 27 febrero, 2012 at 12:24

    Muy buenos consejos

    Responder

  2. […] Considera a los demás  0.000000 0.000000 Share this:TwitterFacebookMásMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. […]

    Responder

  3. Posted by Johne332 on 2 agosto, 2014 at 13:25

    I truly prize your function, Wonderful post. fdkddefdabde

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: