DERROTA A TUS PROBLEMAS

Qué difícil es vislumbrar una luz al final de túnel cuando las circunstancias nos abruman. Es como si hubiésemos recibido un entrenamiento para mirar sólo los problemas, y esa actitud nos ocasiona dificultades a la hora de comunicarnos.

 Prueba a poner un punto negro en medio de una hoja en blanco, y pregunta a varias personas “¿Qué ves?”. La mayoría, si no son todas, te responderán –“veo un punto negro”-

Y es que estamos casi condicionados a concentrarnos en el pequeño punto negro, y pasamos por alto el gran espacio blanco que ocupa casi toda la hoja.

Lo mismo nos pasa en la vida diaria, las malas experiencias nos han enseñado a concentrarnos en los problemas, y esa actitud nos impide apreciar todas las cosas buenas que disfrutamos cada día, aunque no les otorguemos su verdadero valor.

Pruébate contestando estas preguntas:

  • ¿Cuándo diriges tu mirada hacia arriba, te concentras más en la nube negra o en el resto del cielo azul?
  • ¿Te fijas más en el defecto de algún amigo(a) que en el resto de sus cualidades?
  • ¿Pones más énfasis en detectar tus errores que aciertos?
  • ¿Te concentras tanto en tus problemas que no paras para vislumbrar sus soluciones?
  • ¿Dirías que tus preocupaciones son un obstáculo para que tengas buena comunicación con tu familia y amigos?

Si respondiste afirmativamente a la mayoría de estas preguntas, es que definitivamente te concentras demasiado en tus problemas.

Al estar tan concentrado en lo negativo, nos quedan pocas ganas de mejorar nuestra comunicación con los demás, y ello nos vuelve a traer problemas.

Es como entrar en un círculo vicioso ¿no es cierto? Pero ¡buenas noticias!, puedes cambiar esta situación y derrotar con tu actitud a esos problemas.

Considera estos consejos:

  • Haz una lista de todas las cosas que tienes y deja de lado las que te faltan. Luego da gracias a Dios diariamente por todas esas bendiciones. Saca esa lista, y léela cuando te sientas más hundido en tus preocupaciones.
  • Pon atención sobre todo lo que pierdes cuando te afanas. El afán no trabaja con las personas visionarias y de fe. Aprende a apreciar la belleza de la naturaleza que te rodea,  valora a tus seres queridos, y comunícate más con ellos.
  • Medita sobre cuál es tu misión en la vida ¿para qué te puso Dios en esta tierra? Trabaja para cumplir esa misión, disfrutando cada día de lo que haces. Sueña, canta, comparte, comunica, y aprende a practicar más la generosidad.

Temas relacionados:

Supera tus conflictos comunicándote https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/11/04/supera-tus-conflictos-comunicandote/

Tres claves para comunicarte en tiempos de conflicto https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2012/01/21/tres-claves-para-comunicarte-en-tiempo-de-conflictos/

Anuncios

One response to this post.

  1. […] a tus problemas https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2012/04/10/derrota-a-tus-problemas/ 0.000000 0.000000 Share this:TwitterFacebookMásMe gusta:Me gustaBe the first to like […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: