Archive for the ‘Liderazgo’ Category

SI SABES ESCUCHAR PUEDES LIDERAR

Un buen líder debe aprender a desarrollar el arte de escuchar con atención. Esta historia que leí en una publicación del pastor Carlos Rey*(1), en la que cita una excelente historia China, se acomoda muy bien al artículo de hoy.

En la China del siglo tercero el rey Ts’ao envió al templo a su hijo, el príncipe T’ai, a estudiar bajo la tutela del gran maestro Pan Ku. Ya que el príncipe habría de suceder a su padre como rey, Pan Ku tenía la responsabilidad de enseñarle al muchacho los requisitos para ser un buen líder. Cuando el príncipe llegó al templo, el maestro lo mandó a que fuera al bosque Ming-Li. La tarea consistía en que fuera solo, se quedara allí un año y luego regresara al templo y describiera el sonido del bosque.

Un año después T’ai regresó y Pan Ku le pidió que describiera todo lo que había logrado escuchar.

—Maestro —le dijo el príncipe—, oí el canto del cucú, el susurro de las hojas, el zumbido del colibrí, el chirrido del grillo, el murmullo de la hierba, el zumbido de la abeja, y el murmullo y el aullido del viento entre los árboles.

Al oír esto, el maestro le dijo que volviera al bosque a ver qué más podía escuchar. La insistencia del maestro dejó enojado y perplejo al príncipe. ¿Acaso no había ya percibido todos los sonidos del bosque?

Día y noche el príncipe se quedó sentado en el bosque escuchando, pero no logró percibir más sonidos que los que ya había identificado. Por fin una mañana, mientras permanecía sentado en silencio debajo de los árboles, comenzó a escuchar algunos sonidos apenas perceptibles, diferentes de los anteriores. Cuanto más se esforzaba por escuchar, más claros se hacían los sonidos. Se sintió como si hubiera hecho un gran descubrimiento. «Estos seguramente son los sonidos que mi maestro quería que yo escuchara», pensó.

Cuando el príncipe regresó al templo, el maestro le preguntó qué había escuchado.

—Maestro —le contestó respetuosamente el príncipe—, mientras estaba concentrado escuchando, pude oír lo inaudible: el sonido de las flores al abrirse, el sonido del sol al calentar la tierra y el murmullo de la hierba al beber el rocío de la mañana.

El maestro asintió con la cabeza y le dijo:

—Oír lo inaudible es una disciplina que hay que cultivar para ser un buen líder. Pues sólo entonces —después de aprender a escuchar con suma atención el corazón de su pueblo, de modo que percibe los sentimientos que no han expresado, el dolor que no han comunicado y las quejas que no han expuesto— es que el líder puede lograr inspirarles confianza, comprender cuando algo anda mal y satisfacer sus verdaderas necesidades.*

Es importante aprender a escuchar más allá de las emociones de momento y de lo superficial. Un buen comunicador debe tomarse el tiempo necesario para comprender con claridad y por encima de las circunstancias.

*(1) https://mail.google.com/mail/u/0/?shva=1#label/hermano+Pablo/13c677a826bd8481

*(2) W. Chan Kim y Renee A. Mauborgne, «Parables of Leadership» (Parábolas de liderazgo) Harvard Business Review, Julio-Agosto, 1992, p. 124.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿De veras sé escuchar?

Escucha cada vez más 

UN BUEN COMUNICADOR SABE TRABAJAR EN EQUIPO

Trabajar en equipo produce resultados increíbles. Un buen comunicador debe aprender este arte que es imprescindible para hacer que las relaciones sean de calidad y para lograr cohesionar un buen equipo.

 Si trabajas con esfuerzo verás muy buenos resultados, sin importar si estás formando un equipo de futbol, un equipo de trabajo o a tu propia familia.

 Te planteo 6 puntos importantes que debes tomar en cuenta para formar un buen equipo:

 1.     Sé un buen líder:

Un líder debe inspirar con su ejemplo a los demás miembros de equipo. Debe crear y mantener dinamismo y aprender a mantener un buen ambiente para el desenvolvimiento de todos.

Provee altos valores, compromiso, entrega y servicio. Además motiva a los demás miembros del grupo, los valora, los apoya, y mantiene una actitud positiva.

El líder del equipo debe poseer los conocimientos necesarios para crear y mantener un ambiente de trabajo positivo y motivar e inspirar a los miembros del equipo a que asuma una actitud positiva para trabajar y comprometerse mucho.

Un líder de equipo eficaz promoverá un alto nivel de moral y hace que los miembros del equipo se sientan apoyados y valorados.

2.     Sé un buen comunicador:

Un buen equipo debe tener miembros que se sientan libres para expresarse, deben hablar de sus sueños, de sus metas de sus planes, de sus iniciativas, además de compartir ideas y puntos de vista.

Tú da el ejemplo comunicándote con calidad.

3.     Establece roles:

Qué mejor forma de cohesionar al equipo si cada uno sabe el rol que debe cumplir. Cada miembro del equipo es la ficha clave de un gran engranaje, y eso debe saber cada uno de los integrantes.

Al conocer su rol, cada miembro se hará responsable del papel que le corresponde desempeñar, y tú como líder los alentarás para que lo hagan de la forma más eficiente.

  1. 4.     Establece metas

Las metas dan orientación al equipo, le otorgan un norte, un rumbo a seguir. Además les ayuda a esforzarse y a mirar hacia adelante.

  1. 5.     Trabaja en la resolución de conflictos.

No importa cuán bien trabaje el equipo, los conflictos siempre se presentan. Pero tú como comunicador estás preparado para enfrentarlos. Sabes que el diálogo abierto es el mejor camino para resolverlos.

Como líder, debes mediar entre dos personas en conflicto y enseñarles a expresarse y a escucharse mutuamente, apuntando siempre a un acuerdo coherente.

  1. 6.     Sé el mejor ejemplo

Si quieres sacar lo mejor de cada uno de los miembros de tu equipo, comienza tú a dar lo mejor de ti. Muéstrales tu compromiso, tu entrega, tu servicio y tu optimismo.

Además no debes negarles tu apoyo cuando lo necesitan y evita la crítica y el negativismo.

Planifica ser un buen comunicador, entrénate en el arte de trabajar en equipo, y te aseguro que cosecharás excelentes resultados.

Artículos relacionados

Planifica ser un buen comunicador

Un comunicador servicial  

SÉ UN COMUNICADOR OPTIMISTA

Está científicamente demostrado que el optimista enfrenta mejor el futuro que el pesimista, además de que es capaz de aprovechar su vida de mejor manera. Conviértete en un comunicador optimista.

Cada día nos enfrentamos a la decisión de hacer las cosas de  buena manera, con optimismo, o de mala manera, con pesimismo.

Considerando que todos enfocamos nuestras vidas con una mirada al mañana, el optimismo nos comunicará a nosotros mismos una forma positiva  de ver nuestro futuro.

Un comunicador debe ser como una flor en el desierto o como una nube en tiempo de sequía. Debe dar esperanza. También debe otorgar  conciliación, diálogo y acuerdo y dar una visión optimista de la vida.

COMO ADQUIRIR UNA VISIÓN OPTIMISTA DE LA VIDA

  • Primero que nada debe tener esperanza. Sin ella, su perspectiva de futuro está desahuciada. Cada nuevo amanecer debe aprender a reconocer las bendiciones que disfruta.
  • También es importante que haga un esfuerzo por ver el lado bueno de las cosas y las circunstancias, sin importar cuales sean.
  • Debe aprender a levantarse de sus caídas. No debe permitirse estar en el suelo por mucho tiempo.
  • Debe quitar toda amargura de su corazón. Un corazón amargo no puede ser optimista.
  • No debe depender de motivaciones externas, su corazón debe estar motivado por servir a Dios y por defender sus principios.
  • No debe imitar la postura del pesimista, que confunde negatividad con realismo.
  • Un comunicador optimista valora sus dones, y hace buen uso de ellos en servicio de los demás.

CÓMO LOGRA INFLUIR UN COMUNICADOR OPTIMISTA

No cabe duda que a todos nos gusta la compañía de alguien que es optimista. Esa actitud beneficia las relaciones, levanta a los caídos, alienta a los desanimados y comparte la alegría de los que son positivos.

Además, un comunicador optimista es mucho más productivo en las tareas, en el trabajo, en el quehacer doméstico, está dispuesto a cambiar si quiere ver cambios. Es más creativo, más arriesgado y mucho más perseverante.

 

Artículos relacionados:

¿Qué comunica un líder?

 

¿QUÉ HACE UN BUEN LÍDER?

Comprender, interrelacionarse con los demás, liderar el trabajo en equipo, e impulsar al equipo, son parte de las características de un buen líder ¿qué debe hacer para lograrlo?

 Debe aprender a escuchar a los demás: Un buen líder sabe escuchar a sus compañeros, sabe poner atención a las necesidades y expectativas que ellos tienen.

 Debe aprender a dar oportunidad de participación a todo el equipo: Los líderes comprenden que ellos sólo son parte de un gran engranaje, lo importante de su labor está en lograr que todos den lo mejor de sí para lograr los objetivos propuestos.

 Un líder sabe ser un buen ejemplo: Los verdaderos líderes comprenden que sus vidas sirven de inspiración a quienes los siguen, por tanto, se preocupa de que sus actitudes sean coherentes con todo su discurso.

 Respeta y valora las cualidades de los demás: Tiene la habilidad de reconocer los dones de cada miembro del equipo y de aprovecharlos en beneficio de todos.

 Crea un ambiente favorable: Es decir que se ocupa de crear el clima apropiado para el buen desarrollo del trabajo de su equipo.

 Motiva a todos sus seguidores: Esta es una de sus principales cualidades, pues es capaz de impulsar a todos sus compañeros, valorando todo su trabajo.

 Provee los recursos necesarios para que se cumplan los objetivos: Es capaz de administrar eficientemente todos los recursos conseguidos.

 

Temas relacionados:

¿Qué comunica un líder?