Archive for the ‘Obstáculos en la comunicación’ Category

Aprende la habilidad de comunicarte con una palabra

En muchas ocasiones una sola palabra puede comunicar mejor que un largo sermón. En este artículo te explico cómo aprender a usar esta habilidad.

El propósito de una buena comunicación es dirigirse y enfocarse en el lado bueno de las personas: Su inteligencia, su responsabilidad, su iniciativa, su sentido del humor, y su capacidad de ser sensibles a las necesidades de los demás.

Sin embargo, muchas veces usamos  un lenguaje que hiere el espíritu, principalmente cuando queremos manifestar nuestra molestia, nuestro desacuerdo, o cuando queremos corregir un error.

Estas situaciones se presentan habitualmente en nuestra relación con los hijos, o en la oficina, cuando nos dirigimos a los empleados.

Cuando hay un clima tenso una sola palabra podría obtener mayor cooperación y evitaría herir sentimientos.

Ejemplos:

-“Todos estos papeles de impuestos son sumamente importantes para la empresa. Usted sabe perfectamente que debemos presentarlos en una fecha determinada, así evitamos multas ¡por demoras e incumplimientos; por tanto apúrese y presente los papeles de una vez!”-

La opción de una sola palabra:

-“Gómez: ¡Los impuestos!”-

Si se lo mencionamos yendo al punto, la otra persona es lo suficientemente inteligente para recordar su responsabilidad de presentar los impuestos, en vez de escuchar todo un discurso.

-“¡Mira nada más! Estás entrando nuevamente a la casa sin limpiarte los zapatos ¿Por qué te gusta arruinar mi trabajo de todo el día de esa manera? ¿No te das cuenta que estás metiendo gérmenes a la casa, y que a ti mismo pueden causarte enfermedades?”-

La opción de una sola palabra:

-“Carlos: “Los zapatos!”

El muchacho que llega concentrado en otros asuntos, recuerda que debe limpiárselos antes de entrar gracias a que escuchó la palabra clave. En este caso los sermones están por demás.

Al ser específicos, expresándonos solamente  con una o dos palabras, estamos usando una forma respetuosa de recordar algo a los demás.

La forma práctica de desarrollar la habilidad de comunicarte con un palabra es simplemente practicando. Empieza ya.

Artículos relacionados

Comunicar no es exagerar

Tres claves para comunicarte en tiempos de conflicto

Anuncios

COMUNICAR NO ES EXAGERAR

Si alguien dice algo a otra persona haciendo que un asunto se vea más grande de lo que parece, está exagerando. Estirar la verdad con el fin de convencer o persuadir no es correcto.

 Lo correcto es que tu comunicación sea creíble. Si usas la exageración tarde o temprano las personas te catalogarán de poco confiable, y lejos de mejorar tu relación con ellas las alejarás.

Lamentablemente cada día recibimos muchos mensajes publicitarios que caen en la exageración. Algunos columnistas ponen títulos exagerados en sus artículos a fin de atraer la atención. Esta influencia crea confusión y confundimos el límite.

“10 pasos infalibles para que tu negocio sea el más exitoso”. Títulos como estos son atractivos pero sabemos que no son reales, sin embargo, muchas veces hablamos de la misma forma, haciendo promesas que no podemos cumplir.

 Quiero compartir contigo algunos consejos que tuve que aprender para no ser exagerada cuando me comunico.

Primero: Que tu comunicación no cree expectativas tan altas que no puedas cumplir.

Segundo: Nunca pienses que la verdad es aburrida. Cuéntala de forma amena, pero no exageres.

Tercero: Usa anécdotas e historias cortas para hacer más interesante tu conversación, pero nunca las exageres.

Cuarto: Comparte los efectos y resultados de lo que quieres contar. A todos nos gusta que nos muestre hechos medibles que se puedan comprobar.

Quinto: Sé específico. Cuando eres específico y no genérico podrás ser más claro sin exagerar.

Sexto: Usa frases y palabras sencillas para hablar. Muchas personas resultan pesadas porque exageran en el uso de palabras rimbombantes.

Séptimo: Busca ser cálido en tu comunicación. No olvides que cuando nos comunicamos damos y recibimos, si das generosamente recibirás generosamente, y este proceso crea una gran calidez.

Comunicar es hacer crecer nuestra relación con los demás. La comunicación genuina no necesita de exageraciones, la verdad es su fundamento.

Artículos relacionados:

Un comunicador servicial  

Alegra tu comunicación 

LOS ERRORES DE UN BUEN COMUNICADOR

No cabe duda que los errores son los amigos de los buenos comunicadores. Si eres un buen comunicador y deseas mejorar aun más tu comunicación con los demás, toma en cuenta los errores cometidos y aprende de ellos.

 Carola salía apresurada todos los días y tenía que atravesar el parque a la carrera para no perder el autobús. En dos oportunidades cayó de bruces  mientras corría.

 Por la tarde pensó: -“El andar tan apurada está afectando mis nervios. Además, estas caídas podrían ocasionarme una fractura. Será mejor que salga 15 minutos antes, así no tendré que correr.”-

 Carola aprendió de sus errores, ese aprendizaje le enseñó a optimizar mejor su tiempo, a no andar corriendo y a ser precavida.

¿Cómo pude un buen comunicador aprender de sus errores?

  •      Los errores te dicen cómo puedes mejorar y te abrirán el camino a otras oportunidades.
  •      Hay que saber aprovechar los errores para saber lo que no debes volver a hacer.
  •     Los errores te ayudan a aprender a reaccionar positivamente ante las caídas.
  •     Te enseñarán a no tirar la toalla tras tus primeros intentos.
  •    Te enseñarán a luchar y a no rendirte a la primera.

En resumen, son los errores los que te enseñarán a perseverar ante las adversidades; y te darán la pauta para que manejes tus sentimientos apropiadamente.

Un buen comunicador sabe que el reto más importante que tiene es desarrollar su carácter y aprender a controlar sus palabras y sus emociones. Por eso debe tomar especial cuidado de cada error que comete para no repetirlo.

Como buen comunicador que eres serás cada vez más certero para tomar las decisiones apropiadas que te ayudarán a que la calidad de tu comunicación crezca. No te rindas ¡Jamás! en ese aprendizaje.

Quienes más lo notarán son las personas con las cuales te relacionas, aunque también lo harán tu salud y tu estilo de vida.

El mayor fracaso sería el no seguir intentándolo. Debes estar abierto a mejorar  y, ¡aprovechar! cada oportunidad que tengas, sin olvidar que los fracasos son realmente valiosos para un buen comunicador.

Artículos relacionados

Valiosos errores

Supera tus conflictos comunicándote 

8 tips que te ayudarán a desarrollar habilidades sociales

¿COMUNICAR ES CONVENCER?

Comunicar no es usar muchas palabras y argumentos para convencer a alguien, es más bien crear un enlace de comprensión que una a dos o más personas.

Un dicho popular dice que “el camino más torcido es el camino entre el oído y la boca, porque allí las cosas que se dicen cambian.”

Y esa frase tiene mucho de verdad. Hablar más de lo debido puede ocasionar confusión y podemos quedar como necios.

No se trata de argüir mucho para convencer, sino de que entendamos a la otra persona y que podamos crear comprensión entre ambas. No solamente debemos comprender datos, sino también sentimientos.

Aquí van algunos tips:

  • Es importante usar palabras adecuadas cuando nos comunicamos, escoger la que mejor se adecúa al pensamiento que quiero transmitir.
  • Esas palabras deben se dichas suavemente, porque las palabras ásperas crean una barrera en la comunicación.
  • Todo esto requiere una práctica, la práctica de dominar el impuso que tiene nuestra lengua de hablar mucho.
  • También se necesita la práctica de escuchar con atención, tomando una actitud abierta hacia la otra persona.
  • Aunque parece obvio decirlo, es necesario que mientras uno habla el otro escuche, y viceversa. Lamentablemente cada vez es más popular la mala costumbre de que todos hablen al mismo tiempo.
  • Para comunicarnos bien en una conversación debemos mantener el control de las emociones, de esta forma podremos pensar calmadamente lo que queremos expresar.
  • Las personas que están enojadas o agitadas, pueden transformar un proceso de comunicación en expresiones confusas y hasta dañinas.
  • Si somos capaces de expresarnos con calma, y con un volumen de voz apropiado, podremos mejorar el nivel de nuestra comunicación con los demás.

Artículos relacionados:

El arte de no interrumpir 

 

VALIOSOS ERRORES

Un buen comunicador no rechaza los errores, no los ve como un fallo, más bien los asume como una etapa necesaria en la búsqueda de aciertos. Son una fuerza problematizadora que le ayuda a crecer.

Cuando un comunicador enfrenta las distintas circunstancias de la vida, sabe que se le presentarán muchos obstáculos, y que muchas veces fallará al intentar superarlos.

Sin embargo, no se deja hundir por esos errores, más bien los valora, porque sabe que gracias a esos errores aprenderá a tener aciertos.

Cuando Edison inventó la bombilla eléctrica, no le salió a la primera, sino que realizó más de 1000 intentos.

Alguien le preguntó porqué persistía, y Edison respondió: “No son fracasos, he conseguido saber 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla.”

Sin crisis no hay crecimiento

Son pues las crisis las que permiten que los comunicadores veamos ambas caras de un mismo asunto, nos ayudan a ver el círculo completo, nos facilitan una visión amplia que nos ayuda a comunicarnos con más sabiduría.

Los errores nos ayudan a relacionarnos mejor

La comunicación pone en común a dos o más personas. Las experiencias compartidas nos ayudan a comunicarnos mejor, a interrelacionarnos con los demás.

En esas relaciones nos pasan cosas buenas y otras malas, pero los buenos comunicadores usan esas experiencias para  construir procesos de comunicación en toda la extensión de la palabra.

La comunicación no se limita a unos momentos en la vida

La comunicación se desarrolla en la práctica, se hace en la vida, en el proceso, en el diálogo, en la participación, en la reflexión de las experiencias.

Los comunicadores somos participantes activos dentro de nuestra familia, de nuestra comunidad, de nuestra sociedad.

Debemos saber que sólo participando, involucrándonos, haciéndonos preguntas y buscando respuestas es que podemos aprender a comunicarnos  mejor.

Es por eso que los errores son valiosos, ellos son parte de la vida y del esfuerzo que hacemos por ser mejores.

Artículos relacionados:

8 tips que te ayudarán a desarrollar habilidades sociales

 

UN BUEN COMUNICADOR APRENDE A CRECER

Una persona crece por dentro cuando acepta que todavía puede avanzar. Cuando un comunicador crece, crecen todos los que le rodean, porque su crecimiento los beneficiará.

Para ilustrar lo que digo, quiero contarte una historia que leí, acerca de lo que manifestó un gran maestro anciano:

“Cuando era joven, me dolía el corazón por la violencia e injusticia de este mundo. Quería con toda mi alma darle un sentido profundo a mi existencia.

 Quería que, al morir, mi vida hubiera servido para marcar una diferencia en este mundo, aunque tuviera que pagar un precio muy alto para hacerlo. Por eso mi oración era: 

-Dios, dame la fuerza y la sabiduría para que mi vida contribuya a mejorar la adversa situación de este mundo.-

 Después, siendo un hombre ya maduro, me di cuenta que no había podido cambiar nada, que el mundo continuaba igual o peor.

Estaba frustrado porque me sentía impotente; entonces modifique mi oración de la siguiente manera:

 Dios, ya que no pude cambiar el mundo, dame la fuerza y la sabiduría para ayudar a cambiar a mi familia y a mis cercanos.

  Ahora que soy un anciano, me doy cuenta de lo ingenuo y arrogante que fui al tratar de cambiar a los demás. En mi infancia me enseñaron a pensar que todos mis problemas eran culpa de otros, que mi felicidad y mi progreso no dependían de mí.

¡Cuán equivocados estaban! Como derroché mi vida fijándome en los errores de los que me rodean, culpando a los otros de mis problemas, en vez de enfocarme en reconocer y corregir mis propios errores, mi oración ahora es:

 -Dios, dame la fuerza y la sabiduría para aprender a ver y a reconocer mis errores, para utilizar mi fuerza y mi poder personal, para ser cada día alguien que sabe crecer y elegir la acción constructiva en vez de la queja.-“

 Si de veras quieres marcar la diferencia, debes dejar de mirar la paja en los ojos de los demás. Tu vida debe estar enfocada en tu crecimiento, y ese crecimiento será el que comunique lo mejor de ti, y te permitirá influir positivamente.

 

Temas relacionados:

Derrota a tus problemas https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2012/04/10/derrota-a-tus-problemas/

COMUNÍCATE CON PACIENCIA

Estas últimas décadas la vida cotidiana corre a toda velocidad. Citas urgentes, conversaciones rápidas, prisa para hacer, para hablar y para escuchar a los demás.

 No podemos esperar tener una buena comunicación si es que nuestro ritmo es tan acelerado.

Por ejemplo, nos encontramos con personas a las que consideramos “más lentas”, que generalmente son ancianos o niños pequeños, y les damos respuestas breves, incluso cortantes e insensibles, fingiendo atención.

Es triste observar que por algún motivo nos vemos envueltos en un sinfín de actividades y compromisos que nos mantienen siempre muy ocupados y apresurados, más aún, esperando resultados en un corto plazo.

Lamentablemente las principales víctimas de esta falta de paciencia en nuestra comunicación son los hijos, de los que esperamos que respondan, razonen y actúen como adultos.

¿Qué puedes hacer para ser más paciente en tu comunicación con los demás?

 

  • Trabaja para ser más tolerante y comprensivo con los que te rodean.
  • Modera tus palabras y tu conducta en cada situación que enfrentas.
  • No te involucres en demasiadas actividades, aprende a considerar mejor los plazos de tiempo que les otorgas.
  • Aprende a ser tolerante con el trabajo de los demás, considera su falta de pericia para realizar ciertas tareas.
  • Presta atención a lo que te dicen otras personas, trata de entender el punto central de lo que se te está diciendo.

Si añades paciencia a tu comunicación con los demás te verás ampliamente recompensado con la mejora de tus relaciones, y podrás desarrollar amistades duraderas.

Además, notarás la madurez que alcanzarán tus relaciones personales, y aprenderás a conservar la calma y el equilibrio para una buena comunicación.

 

Temas relacionados:

Cinco claves para comunicarte con éxito