Archive for the ‘Superación’ Category

AÑO NUEVO, METAS NUEVAS

Alguien dijo que cuando se acerca el año nuevo nos podemos dar cuenta, más que en ningún otro momento, que jamás podremos retroceder el tiempo. Por eso es importante tener claro lo que este nuevo año debemos lograr comunicar.

Cada fin de año podemos recordar lo que hicimos, pero no podemos hacer en un día todo lo que no hicimos en el transcurso del año que pasó.

Sin embargo, podemos avanzar hacia el nuevo año con un plan para mejorar nuestra comunicación.

Tengo aquí cinco sugerencias importantes para que puedas incluir en tus planes para ser un buen comunicador.

  1. Acércate más y demuestra tu amor a tus seres queridos. Mostrar interés por cada uno de los miembros de tu familia te ayudará a escucharlos y a entenderlos más.
  2. Perdona a alguien. Es importante perdonar ofensas y heridas que alguien que amamos nos causó. Al estar libre de rencor te comunicarás mejor.
  3. Construye una nueva amistad este año. Haz mayor amistad con tu hijo, con tu vecino, con un compañero de trabajo, con una familia conocida, en fin…
  4. Ayuda a otros. Sé servicial, ofrece tu mano a alguien que esté deprimido, no será difícil encontrar a alguien que necesita ayuda.
  5. Anima a alguien. Animar es muy importante para dejar un granito de arena en este mundo, pues estimula a seguir adelante.

Me despido de ti esperando que Dios bendiga abundantemente tu nuevo año.

EL RIESGO DE SER UN BUEN COMUNICADOR

 No todo el mundo se atreve a correr el riesgo de ser un buen comunicador. La mayoría prefiere dejar que las cosas sigan su curso y se dejan llevar por las circunstancias. Pero un buen comunicador se entrena y se prepara para serlo.

Leí acerca del austriaco, Felix Baumgartner,  que el 14 de Octubre de 2012, a sus 43 años de edad, exmilitar y paracaidista, se lanzó en caída libre desde los 39,068 metros de altura.

Aunque pareciese que esa hazaña era una imprudencia, o el  resultado de una actitud irresponsable, no lo fue en absoluto.

Él, ex militar y paracaidista, se entrenó desde sus 16 años. Desde enero de 2010 se preparó para vencer este reto con lanzamientos un poco más sencillos.

 Además de romper el récord mundial de caída libre, ha sido el primer ser humano en romper la barrera del sonido, sin apoyo mecánico y en caída libre.

Los llamados “deportistas de alto riesgo” corren todos esos riesgos porque se preparan y entrenan durante años, invierten horas de preparación, se abstienen de muchas cosas y se preparan incansablemente.

El resultado es muy alto, pues superan récords mundiales, sorprenden al mundo con sus acciones y logran alcanzar lo que soñaron.

Eso mismo le debe pasar a un buen comunicador. Debe invertir mucho tiempo y esfuerzo en prepararse para comunicarse eficientemente.

Serán horas de preparación, de buscar superar los errores, de aprender a escuchar, de ser cauto y prudente con las palabras, de practicar el lenguaje no verbal y de aprender de los errores.

El riesgo que debe tomar un comunicador no consiste en lanzarse a ciegas a la aventura de comunicar. Se trata más bien de planificar su comunicación, de tal manera que logre que su relación con las personas de su entorno sea óptima.

La comunicación es un arte y todo buen comunicador debe tomar el riesgo de crear relaciones renovadas, frescas y efectivas.

Artículos relacionados

Cinco claves para comunicarte con éxito

Contrólate y comunícate mejor 

LOS ERRORES DE UN BUEN COMUNICADOR

No cabe duda que los errores son los amigos de los buenos comunicadores. Si eres un buen comunicador y deseas mejorar aun más tu comunicación con los demás, toma en cuenta los errores cometidos y aprende de ellos.

 Carola salía apresurada todos los días y tenía que atravesar el parque a la carrera para no perder el autobús. En dos oportunidades cayó de bruces  mientras corría.

 Por la tarde pensó: -“El andar tan apurada está afectando mis nervios. Además, estas caídas podrían ocasionarme una fractura. Será mejor que salga 15 minutos antes, así no tendré que correr.”-

 Carola aprendió de sus errores, ese aprendizaje le enseñó a optimizar mejor su tiempo, a no andar corriendo y a ser precavida.

¿Cómo pude un buen comunicador aprender de sus errores?

  •      Los errores te dicen cómo puedes mejorar y te abrirán el camino a otras oportunidades.
  •      Hay que saber aprovechar los errores para saber lo que no debes volver a hacer.
  •     Los errores te ayudan a aprender a reaccionar positivamente ante las caídas.
  •     Te enseñarán a no tirar la toalla tras tus primeros intentos.
  •    Te enseñarán a luchar y a no rendirte a la primera.

En resumen, son los errores los que te enseñarán a perseverar ante las adversidades; y te darán la pauta para que manejes tus sentimientos apropiadamente.

Un buen comunicador sabe que el reto más importante que tiene es desarrollar su carácter y aprender a controlar sus palabras y sus emociones. Por eso debe tomar especial cuidado de cada error que comete para no repetirlo.

Como buen comunicador que eres serás cada vez más certero para tomar las decisiones apropiadas que te ayudarán a que la calidad de tu comunicación crezca. No te rindas ¡Jamás! en ese aprendizaje.

Quienes más lo notarán son las personas con las cuales te relacionas, aunque también lo harán tu salud y tu estilo de vida.

El mayor fracaso sería el no seguir intentándolo. Debes estar abierto a mejorar  y, ¡aprovechar! cada oportunidad que tengas, sin olvidar que los fracasos son realmente valiosos para un buen comunicador.

Artículos relacionados

Valiosos errores

Supera tus conflictos comunicándote 

8 tips que te ayudarán a desarrollar habilidades sociales

8 TIPS QUE TE AYUDARÁN A DESARROLLAR HABILIDADES SOCIALES

Tanto nuestro comportamiento como nuestra conducta actúan por influencia de nuestras emociones, y constituyen la base para nuestras relaciones con los demás. Si éstas crean vínculos sólidos, habremos desarrollado habilidades sociales.

 Niños y grandes tenemos necesidad de hablar, de expresarnos, y de formar vínculos emocionales con otras personas.

Ponernos encontacto con nuestras propias emociones, así como con las de los demás, es muy importante  para desarrollar habilidades sociales. Aquí te presento 6 tips para ayudarte a desarrollar estas habilidades.

 1.     Aprende a mantener una actitud abierta para entender tanto tus emociones personales como las de los demás. Esto significa ahondar más en los sueños, los deseos, las alegrías, las tristezas, y las propias fortalezas.

2.     Aprende a reconocer los efectos que tus emociones tienen sobre tu estado físico, sobre tu comportamiento, y sobre tus pensamientos.

3.     Toma notas de las reacciones que tienes de acuerdo a las diferentes emociones que te embargan, y establece relaciones entre ellas.

4.     Debes preparar el ambiente propicio para que medites sobre tus emociones, estar relajado, con tiempo, sin apuros, y en un lugar donde no haya mucho ruido.

5.     Puedes hacer uso de un títere (que tú mismo personificarás) para que inventes un diálogo sobre tus emociones, y de esa manera te será más sencillo profundizar en ellas.

6.     Luego, aprende a observar el comportamiento emocional de las personas de tu entorno, compáralo con el tuyo, y anota tus conclusiones.

7.     Piensa en distintas formas para mejorar tus vínculos emocionales con otras personas, piensa también en cómo ayudarían tus emociones para lograrlo.

8.     Anota cinco estrategias para mejorar tu relación con las tres personas más importantes de tu vida (luego podrás ampliarlas para el resto de las personas que consideres importantes).

EL MÉRITO ES DEL DIRECTOR

Qué diferente sería el lugar donde vivimos si todos pusiéramos nuestros talentos al servicio de los demás. Nos quejaríamos menos de cómo andan las cosas y avanzaríamos mucho más.

Me contaron que en un espectáculo cultural en Bandung, Indonesia, una grandosa orquesta, antes de terminar su excelente presentación, repartió a los asistentes un angklung.

El angklung es un instrumento musical hecho de bambú. Enseñaron a los presentes a sacudirlo siguiendo el ritmo que indicaba el director. Al poco tiempo, todos se sintieron orgullosos pensando que tocaban con la orquesta.

Los asistentes estaban muy orgullosos de lo que hacían, pero de a poco se dieron cuenta que no eran ellos  los buenos, sino que todo era mérito del director.

Un buen comunicador sabe reconocer el valor de sus mentores. Sabe ser humilde ante la experiencia de los que le enseñan,  y es capaz de darse cuenta que el mérito es del director de la orquesta.

Es fácil inflarse de orgullo ante algún logro conseguido, pero es de sabios reconocer a quienes tomaron su tiempo enseñándonos.

La humildad se caracteriza por:

Reconocer a quienes nos ayudaron a conseguir nuestros logros.

Tener un equilibrio sobre nuestro aprecio por nosotros mismos.

No sentir la necesidad de imponer siempre las ideas.

Tener una actitud dispuesta a aprender de los demás.

Estar dispuesto a servir a otros.

Un verdadero comunicador debe aprender a desarrollar esas claves de la humildad, son muy importantes en su crecimiento personal.

Temas relacionados:

Hermosa sencillez 

Como a reyes 

CANTA PARA ALEGRAR TU BOSQUE

Qué diferente sería el lugar donde vivimos si todos pusiéramos nuestros talentos al servicio de los demás. Nos quejaríamos menos de cómo andan las cosas y avanzaríamos mucho más.

“Utiliza en la vida los talentos que poseas: el bosque estaría muy silencioso si solo cantasen los pájaros que mejor cantan.” (Henry Van Dyke)

Las personas que han logrado hacer diferente este mundo, son aquellas que no se han quedado quietas. Rompieron la barrera del confort, y decidieron hacer su parte.

Grandes personas como Marie Curie, Anne Frank, Martin Luther King, y cientos más, legaron a la humanidad su servicio, su capacidad para superar los obstáculos, y los resultados de su esfuerzo por ayudar a los demás.

Es fácil sentarse en la silla del acusador, juzgando todo lo malo que hay a nuestro alrededor, pero los verdaderos héroes de cada día son los que se levantan y empiezan a usar sus dones y talentos al servicio de los demás.

¿Y qué cosas podríamos hacer si todos estamos tan ocupados, y apenas podemos cumplir con nuestras rutinas diarias?

  • Quizás visitar a esa tía anciana de la que ya nadie se acuerda.
  • Cruzar la calle para ayudar a un vecino.
  • Invitar a algún amigo que necesita ser confortado, aunque yo esté ocupado.
  • Sacar a mamá a dar un paseo en el parque.
  • Conversar con un hermano sobre temas importantes y trascendentes.
  • Preparar un regalito o una comida, para esa familia pobre del vecindario.

En fin, para lograr grandes cambios debemos empezar por las pequeñas cosas de cada día. Podemos comenzar sirviendo a nuestra familia y amigos, a nuestros compañeros de estudio o de trabajo, y a nuestros vecinos.

Los verdaderos comunicadores están dispuestos a dar, y a vencer el obstáculo de la dejadez y del “no me importa”.

Temas relacionados:

Anima y comunica https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/10/28/anima-y-comunica/

Cómo comunicar tu amistad https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2011/06/28/como-comunicar-tu-amistad/

UN BUEN COMUNICADOR APRENDE A CRECER

Una persona crece por dentro cuando acepta que todavía puede avanzar. Cuando un comunicador crece, crecen todos los que le rodean, porque su crecimiento los beneficiará.

Para ilustrar lo que digo, quiero contarte una historia que leí, acerca de lo que manifestó un gran maestro anciano:

“Cuando era joven, me dolía el corazón por la violencia e injusticia de este mundo. Quería con toda mi alma darle un sentido profundo a mi existencia.

 Quería que, al morir, mi vida hubiera servido para marcar una diferencia en este mundo, aunque tuviera que pagar un precio muy alto para hacerlo. Por eso mi oración era: 

-Dios, dame la fuerza y la sabiduría para que mi vida contribuya a mejorar la adversa situación de este mundo.-

 Después, siendo un hombre ya maduro, me di cuenta que no había podido cambiar nada, que el mundo continuaba igual o peor.

Estaba frustrado porque me sentía impotente; entonces modifique mi oración de la siguiente manera:

 Dios, ya que no pude cambiar el mundo, dame la fuerza y la sabiduría para ayudar a cambiar a mi familia y a mis cercanos.

  Ahora que soy un anciano, me doy cuenta de lo ingenuo y arrogante que fui al tratar de cambiar a los demás. En mi infancia me enseñaron a pensar que todos mis problemas eran culpa de otros, que mi felicidad y mi progreso no dependían de mí.

¡Cuán equivocados estaban! Como derroché mi vida fijándome en los errores de los que me rodean, culpando a los otros de mis problemas, en vez de enfocarme en reconocer y corregir mis propios errores, mi oración ahora es:

 -Dios, dame la fuerza y la sabiduría para aprender a ver y a reconocer mis errores, para utilizar mi fuerza y mi poder personal, para ser cada día alguien que sabe crecer y elegir la acción constructiva en vez de la queja.-“

 Si de veras quieres marcar la diferencia, debes dejar de mirar la paja en los ojos de los demás. Tu vida debe estar enfocada en tu crecimiento, y ese crecimiento será el que comunique lo mejor de ti, y te permitirá influir positivamente.

 

Temas relacionados:

Derrota a tus problemas https://comunicandonosconexito.wordpress.com/2012/04/10/derrota-a-tus-problemas/