Posts Tagged ‘comunicar’

¿Cómo comunicarte honestamente sin herir sentimientos?

Muchas veces herimos a las personas que apreciamos y las lastimamos. Hablar sobre tus sentimientos en primera persona te permite comunicarte con honestidad, pero sin herir los sentimientos del otro.

Quienes te rodean y aprecian tienen derecho de que seas honesto respecto a tus sentimientos cuando te comunicas con ellos. Al decirles lo que sientes puedes ser genuino sin herir sus sentimientos.

Imagina que tu jefe te llama un día para decirte: “¡Lo que hiciste no tiene nombre, has hecho quedar muy mal a la empresa, eres una persona irritante!”

Las palabras de tu jefe expresan que está molesto contigo, pero también son hirientes porque te atacan a quemarropa.

Ahora cambiemos la escena imaginada haciendo que tu jefe te exprese sus sentimientos: “Me siento muy molesto por lo que dijiste en la reunión, me irrita que se hagan alusiones de esa naturaleza.”

En este caso las palabras de tu jefe te pueden llevar a reflexionar sobre lo que hiciste o dijiste, pero no están apuntando a herirte.

Por supuesto que este asunto de aprender a decir las cosas expresando tus sentimientos puede ser aplicado a cualquier situación. Veamos otros ejemplos:

Forma negativa: “¡Qué te pasa , por qué siempre tiras la puerta, vas a destruir la casa!”

Expresando el sentimiento: “¡Me molesta que se tire la puerta, no quiero ver desportillada la pared!”

Forma negativa: “¿Por qué siempre me interrumpes cuando estoy hablando?”

Expresando el sentimiento: “Me frustro cuando empiezo a contar algo y no puedo terminar”

Forma negativa: “¡Otra vez llegaste tarde! ¡Eres impuntual y desinteresado!”

Expresando el sentimiento: “Siento que ya no tomas interés en mí y he llegado a pensar que ya no me amas”

Cuando expresas tus sentimientos en primera persona, imprimes tu relación de honestidad, pero sin acusar ni herir, esto te ayuda a comunicarte mejor, y hace que la otra persona no se sienta atacada.

Artículos relacionados

Contrólate y comunícate mejor

Supera tus conflictos comunicándote 

 

Anuncios

¿Te comunicas con gozo?

El gozo es la satisfacción interior que está por encima de las circunstancias. Expresa una vida plena y satisfecha, y se diferencia de la felicidad porque no depende de una buena experiencia temporal. ¿Tú tienes gozo?

Sin importar cuán adversas puedan ser las cosas, ellas jamás derriban a un comunicador gozoso, porque dicho gozo brota de lo profundo de su persona.

El gozo está sellado por una paz interior inquebrantable, se satisface en expresar su aprecio por las personas, no se abate ante los problemas y las situaciones difíciles de la vida, y es capaz de comunicarse sin palabras.

Quienes rodean a una persona que comunica gozo se sienten animadas, y eso se debe a que la persona gozosa transmite seguridad y esperanza. Su gozo levanta y hace ver que todo tiene un propósito y una solución.

¿Recuerdas a alguien que vio en su tribulación una oportunidad para salir adelante? ¿Viste a esa persona que fue capaz de levantarse con ánimo después de que le ocurrió algo muy duro?

No necesitaste escuchar sus palabras para poder darte cuenta que tenía un gozo interior que fortalecía su vida.

¿Pero cómo puedes conseguir ser una persona que comunique gozo?

El gozo es un fruto, es el resultado de una vida bien cimentada que está por encima de lo que uno mismo puede hacer por sí mismo.

Es decir que el gozo no proviene del esfuerzo humano, sino de lo que Dios puede lograr en el corazón de una persona.

Jesús les dijo a sus discípulos que les había hablado esas cosas para que Su gozo esté en ellos. (Juan 15:11).

Cuando tomas la decisión de hacer de Jesucristo tu Señor y Salvador, Él te otorga ese gozo que supera las circunstancias, llena tu vida de esperanza y te permite comunicar gozo a los que te rodean.

¿Estás cansado de ser hostigado por las circunstancias? ¿Sientes que el mundo te presiona para que produzcas cosas en beneficio de ellos? Llénate del gozo de Dios.

Artículos relacionados

http://www.lwf.org/site/PageServer?pagename=eaqv_dis_WhoIsJesus

COMUNICAR NO ES EXAGERAR

Si alguien dice algo a otra persona haciendo que un asunto se vea más grande de lo que parece, está exagerando. Estirar la verdad con el fin de convencer o persuadir no es correcto.

 Lo correcto es que tu comunicación sea creíble. Si usas la exageración tarde o temprano las personas te catalogarán de poco confiable, y lejos de mejorar tu relación con ellas las alejarás.

Lamentablemente cada día recibimos muchos mensajes publicitarios que caen en la exageración. Algunos columnistas ponen títulos exagerados en sus artículos a fin de atraer la atención. Esta influencia crea confusión y confundimos el límite.

“10 pasos infalibles para que tu negocio sea el más exitoso”. Títulos como estos son atractivos pero sabemos que no son reales, sin embargo, muchas veces hablamos de la misma forma, haciendo promesas que no podemos cumplir.

 Quiero compartir contigo algunos consejos que tuve que aprender para no ser exagerada cuando me comunico.

Primero: Que tu comunicación no cree expectativas tan altas que no puedas cumplir.

Segundo: Nunca pienses que la verdad es aburrida. Cuéntala de forma amena, pero no exageres.

Tercero: Usa anécdotas e historias cortas para hacer más interesante tu conversación, pero nunca las exageres.

Cuarto: Comparte los efectos y resultados de lo que quieres contar. A todos nos gusta que nos muestre hechos medibles que se puedan comprobar.

Quinto: Sé específico. Cuando eres específico y no genérico podrás ser más claro sin exagerar.

Sexto: Usa frases y palabras sencillas para hablar. Muchas personas resultan pesadas porque exageran en el uso de palabras rimbombantes.

Séptimo: Busca ser cálido en tu comunicación. No olvides que cuando nos comunicamos damos y recibimos, si das generosamente recibirás generosamente, y este proceso crea una gran calidez.

Comunicar es hacer crecer nuestra relación con los demás. La comunicación genuina no necesita de exageraciones, la verdad es su fundamento.

Artículos relacionados:

Un comunicador servicial  

Alegra tu comunicación 

¿COMUNICAR ES CONVENCER?

Comunicar no es usar muchas palabras y argumentos para convencer a alguien, es más bien crear un enlace de comprensión que una a dos o más personas.

Un dicho popular dice que “el camino más torcido es el camino entre el oído y la boca, porque allí las cosas que se dicen cambian.”

Y esa frase tiene mucho de verdad. Hablar más de lo debido puede ocasionar confusión y podemos quedar como necios.

No se trata de argüir mucho para convencer, sino de que entendamos a la otra persona y que podamos crear comprensión entre ambas. No solamente debemos comprender datos, sino también sentimientos.

Aquí van algunos tips:

  • Es importante usar palabras adecuadas cuando nos comunicamos, escoger la que mejor se adecúa al pensamiento que quiero transmitir.
  • Esas palabras deben se dichas suavemente, porque las palabras ásperas crean una barrera en la comunicación.
  • Todo esto requiere una práctica, la práctica de dominar el impuso que tiene nuestra lengua de hablar mucho.
  • También se necesita la práctica de escuchar con atención, tomando una actitud abierta hacia la otra persona.
  • Aunque parece obvio decirlo, es necesario que mientras uno habla el otro escuche, y viceversa. Lamentablemente cada vez es más popular la mala costumbre de que todos hablen al mismo tiempo.
  • Para comunicarnos bien en una conversación debemos mantener el control de las emociones, de esta forma podremos pensar calmadamente lo que queremos expresar.
  • Las personas que están enojadas o agitadas, pueden transformar un proceso de comunicación en expresiones confusas y hasta dañinas.
  • Si somos capaces de expresarnos con calma, y con un volumen de voz apropiado, podremos mejorar el nivel de nuestra comunicación con los demás.

Artículos relacionados:

El arte de no interrumpir 

 

UN COMUNICADOR SERVICIAL

Quién mejor que tú para comunicar tu servicio brindando ayuda espontánea y desinteresada a quien lo necesite.

Tú puedes aprender a ser sensible a las necesidades que las personas transmiten ya sea de forma verbal o no. Lo importante es estar atento y aprovechar la oportunidad que se presente para colaborar.

Muchos confunden a las personas serviciales con personas débiles, pero nada de eso, las personas serviciales comunican mucha fortaleza, pues están dispuestas a dar aún en situaciones muy adversas.

Además, son capaces de sobreponerse a sus comodidades y hallar gozo en dar más que en recibir.

Hay que enfatizar que la mayor característica de un comunicador servicial es que no busca ningún interés personal cuando atiende a otros. Si hubiese algún interés detrás de su servicio estaría practicando el “servilismo”.

Aunque es cierto que hay personas que son más serviciales que otras, que tienen una verdadera vocación de servicio, todos los que deseamos mejorar nuestra comunicación con otros necesitamos aprender a ser serviciales:

5 tips para ser un comunicador servicial:

  1. Si eres padre, debes estar pendiente de las necesidades de tu cónyuge y de tus hijos. S eres hijo, debes estar presto a servir a tus padres, lo propio si tienes hermanos.
  2. Aprende a hacer todo lo que puedas para colaborar en el orden de tu casa. Colocar la ropa sucia en el lugar apropiado, ayudar en el lavado, la limpieza, el orden el planchado, en la cocina, y todo lo demás.
  3. En el trabajo puedes preocuparte por tener la cafetera llena, en tu colegio o universidad puedes colaborar a los compañeros que no tienen todos los apuntes.
  4. En el vecindario puedes ayudar a una persona mayor a cargar su bolsa, a subir a un taxi, tal vez puedes colaborarle con algún mandado.
  5. En la calle siempre hay un anciano, un ciego, un niño pequeño que requieren una mano. Tu servicio a ellos les comunicará la grandeza de tu corazón sin necesidad de palabras.

No hay mucho mérito en esperar recibir atenciones, pero se necesita iniciativa para servir y colaborar. Si eres un comunicador servicial, lograrás hacer bien a muchas personas y esto contribuirá a que vivas en un mundo mejor.

Artículos relacionados:

Considera a los demás 

CÓMO AYUDAR A OTROS A COMUNICAR SUS IDEAS

Qué importante es aprender a expresar las ideas, los sentimientos, así como representar hechos de la vida. Los títeres son una excelente herramienta para lograrlo, y es sencillo aprender a usarlos.

 Muchas personas se sienten avergonzadas ante la idea de hablar en público o de expresarse franca y abiertamente. La mayoría ocultan sentimientos y estados de ánimo que los mantienen presos en su interior.

¿Quién pensaría que los títeres son una excelente herramienta para facilitar ese proceso expresivo, que empuja ideas y sentimientos hacia afuera pero de una manera positiva y amena?

Cuando invitamos a un compañero o amigo a participar de un diálogo improvisado con títeres, también lo estamos animando a sobreponerse y a decir cosas que no diría en otras circunstancias.

Al proyectarse a través de un personaje que no lo delata de forma directa, es capaz de hacer más bromas, hablar más francamente de sus sentimientos, sus frustraciones, sus anhelos, y mucho más.

Es por eso precisamente que los terapeutas los emplean frecuentemente con sus pacientes.

Además los títeres son capaces de lograr que esas personas tímidas adquieran soltura en la dramatización, pues tienen la oportunidad de crear, con su mente y con sus manos, diferentes situaciones que surgen de sus experiencias.

Entonces, los títeres sirven para varias funciones simultáneamente:

1.     Crean nuevas formas de interacción.
2.     Motivan a participar activamente en temas en los que antes no participaban.
3.     Permiten canalizar sentimientos de forma positiva.
4.     Facilitan el ordenamiento de las ideas y organizan nuevas experiencias de aprendizaje.
5.     Estimulan el conocimiento y la comprensión de uno mismo y de los demás.

Aprender a usar títeres es muy útil y enriquecedor, principalmente por los grandes resultados que se obtienen a través de ellos.

Artículos Relacionados

Un buen método para formar hijos creativos

EL ARTE DE COMUNICAR CON TÍTERES

Qué gran poder de comunicación tiene un títere, y aunque es un recurso muy antiguo, es de los pocos que pueden incentivar varios canales de percepción ¡simultáneamente!

Pueden estimular la percepción auditiva, la percepción visual, y la percepción kinestésica, además que pueden lograr enseñar un sinfín de temas a personas de todas las edades, y dejar boquiabiertos a los espectadores.

Pensemos sólo en algunos títeres que impactaron e impactan al mundo entero: Elmo, los personajes de Plaza Sésamo, Petete, el Topo Gigio, y muchos más.

Los títeres son útiles para explicar, enseñar, mostrar, evaluar,… No hay ningún otro arte que llegue con tanta facilidad al público, especialmente a los niños.

Al sentir que un personaje hable de tú a tú, el público se abstrae de pensar en quien lo maneja, de estas manera llega a producirse una relación empática con el muñeco.

¿Cómo te ayudan los títeres a comunicarte?

Hay muchísimas formas en las que nos ayudan a comunicarnos, sólo mencionaré algunas:

  • Son un puente ideal para poder transmitir contenidos.
  • Te permiten profundizar temas y otorgar experiencia activa de algunos contenidos.
  • Los títeres producen un interés genuino, e incluso inspiran cariño, principalmente en los niños.
  • Los títeres constituyen un instrumento para enseñar sobre cualquier tema.
  • También dan consejos sobre una infinidad de asuntos (miedo, temor, hábitos, valores, etc.).
  • Ayudan a expresar ideas, sentimientos, problemas y puntos de vista, a través de los distintos personajes escogidos.
  • Incentivan el uso del lenguaje, de la vocalización, y de la expresión, además de que permiten incrementar el vocabulario.
  • Favorecen el desarrollo de la imaginación y de la creatividad.
  • Sirven tanto para representar, como para improvisar diálogos.
  • Son una excelente herramienta para que los padres puedan interactuar con sus hijos en un contexto diferente.
  • Pueden servir de plataforma para introducir temas difíciles de tratar en otras circunstancias.
  • Pueden dar lugar al desarrollo de la conciencia crítica, a confrontar asuntos difíciles, y a buscar soluciones de manera creativa.
  • Son muy útiles en la enseñanza, en la didáctica y son un muy buen recurso en el aula.

¡No cabe duda que los títeres son geniales y sumamente útiles!

Pero al igual que otros recursos, deben cumplir normas de construcción, presentación y adaptación a las diversas actividades, para que los contenidos de enseñanza se transmitan de forma efectiva y dinámica.

Temas relacionados:

Un buen método para formar hijos creativos