Posts Tagged ‘comunicarte’

Aprende la habilidad de comunicarte con una palabra

En muchas ocasiones una sola palabra puede comunicar mejor que un largo sermón. En este artículo te explico cómo aprender a usar esta habilidad.

El propósito de una buena comunicación es dirigirse y enfocarse en el lado bueno de las personas: Su inteligencia, su responsabilidad, su iniciativa, su sentido del humor, y su capacidad de ser sensibles a las necesidades de los demás.

Sin embargo, muchas veces usamos  un lenguaje que hiere el espíritu, principalmente cuando queremos manifestar nuestra molestia, nuestro desacuerdo, o cuando queremos corregir un error.

Estas situaciones se presentan habitualmente en nuestra relación con los hijos, o en la oficina, cuando nos dirigimos a los empleados.

Cuando hay un clima tenso una sola palabra podría obtener mayor cooperación y evitaría herir sentimientos.

Ejemplos:

-“Todos estos papeles de impuestos son sumamente importantes para la empresa. Usted sabe perfectamente que debemos presentarlos en una fecha determinada, así evitamos multas ¡por demoras e incumplimientos; por tanto apúrese y presente los papeles de una vez!”-

La opción de una sola palabra:

-“Gómez: ¡Los impuestos!”-

Si se lo mencionamos yendo al punto, la otra persona es lo suficientemente inteligente para recordar su responsabilidad de presentar los impuestos, en vez de escuchar todo un discurso.

-“¡Mira nada más! Estás entrando nuevamente a la casa sin limpiarte los zapatos ¿Por qué te gusta arruinar mi trabajo de todo el día de esa manera? ¿No te das cuenta que estás metiendo gérmenes a la casa, y que a ti mismo pueden causarte enfermedades?”-

La opción de una sola palabra:

-“Carlos: “Los zapatos!”

El muchacho que llega concentrado en otros asuntos, recuerda que debe limpiárselos antes de entrar gracias a que escuchó la palabra clave. En este caso los sermones están por demás.

Al ser específicos, expresándonos solamente  con una o dos palabras, estamos usando una forma respetuosa de recordar algo a los demás.

La forma práctica de desarrollar la habilidad de comunicarte con un palabra es simplemente practicando. Empieza ya.

Artículos relacionados

Comunicar no es exagerar

Tres claves para comunicarte en tiempos de conflicto

¿Cómo comunicarte honestamente sin herir sentimientos?

Muchas veces herimos a las personas que apreciamos y las lastimamos. Hablar sobre tus sentimientos en primera persona te permite comunicarte con honestidad, pero sin herir los sentimientos del otro.

Quienes te rodean y aprecian tienen derecho de que seas honesto respecto a tus sentimientos cuando te comunicas con ellos. Al decirles lo que sientes puedes ser genuino sin herir sus sentimientos.

Imagina que tu jefe te llama un día para decirte: “¡Lo que hiciste no tiene nombre, has hecho quedar muy mal a la empresa, eres una persona irritante!”

Las palabras de tu jefe expresan que está molesto contigo, pero también son hirientes porque te atacan a quemarropa.

Ahora cambiemos la escena imaginada haciendo que tu jefe te exprese sus sentimientos: “Me siento muy molesto por lo que dijiste en la reunión, me irrita que se hagan alusiones de esa naturaleza.”

En este caso las palabras de tu jefe te pueden llevar a reflexionar sobre lo que hiciste o dijiste, pero no están apuntando a herirte.

Por supuesto que este asunto de aprender a decir las cosas expresando tus sentimientos puede ser aplicado a cualquier situación. Veamos otros ejemplos:

Forma negativa: “¡Qué te pasa , por qué siempre tiras la puerta, vas a destruir la casa!”

Expresando el sentimiento: “¡Me molesta que se tire la puerta, no quiero ver desportillada la pared!”

Forma negativa: “¿Por qué siempre me interrumpes cuando estoy hablando?”

Expresando el sentimiento: “Me frustro cuando empiezo a contar algo y no puedo terminar”

Forma negativa: “¡Otra vez llegaste tarde! ¡Eres impuntual y desinteresado!”

Expresando el sentimiento: “Siento que ya no tomas interés en mí y he llegado a pensar que ya no me amas”

Cuando expresas tus sentimientos en primera persona, imprimes tu relación de honestidad, pero sin acusar ni herir, esto te ayuda a comunicarte mejor, y hace que la otra persona no se sienta atacada.

Artículos relacionados

Contrólate y comunícate mejor

Supera tus conflictos comunicándote